20 de marzo de 2014

Novena Sesión

Hoy "Gruñoncete" parecía que estaba más contento de lo habitual. "Hoy vuestra prueba consiste en calcular el volumen aproximado de una patata", nos ha dicho."Encima de las mesas de la Biblioteca encontraréis el material necesario", ha continuado diciendo.
Hemos visto unos vasos graduados de diferentes tamaños y una garrafa de agua de 5 litros. Y por supuesto, una bolsa con patatas.
Nos hemos dividido en tres equipos:
Equipo 1: Lucía, Rocío y Pablo.
Equipo 2: Josemari, Jaime y Lucas.
Equipo 3: Quique, Raúl y Javier.
(Hoy no ha venido Miguel. ¡Saludos Miguel, te hemos echado de menos...!)
Primero hemos estado observando los vasos graduados y hemos comparado sus capacidades, y las diferentes marcas graduadas. En el vaso de capacidad un litro cada división indicaba 100 ml. En el vaso de 300 ml cada marca indicaba 50 ml.
Cada equipo tenía que comprobar el volumen de dos patatas. La primera idea que se les ha ocurrido a nuestros chicos es poner directamente la patata en el vaso. O sea, en este vaso cabe, en este otro no cabe. En este queda mucho hueco y en este otro menos hueco. La patata pequeña encajaba bien en el vaso de 100 ml así que debía medir menos de 100 ml.
 
"¡No es mala idea!", nos ha dicho el "Caballero Jorge". "El problema es que no podemos calcular los huecos y el margen de error va a ser demasiado grande."
Habrá que buscar otro método mejor. Entonces hemos probado a echar agua. Después hemos estado comparando las capacidades de los distintos vasos y echando agua de uno a otro. Nos ha parecido increíble cómo el vaso de 100 ml al echarlo en el de litro quedaba tan extendido. ¡Parecía que había menos agua!, pero había la misma...

Después de un rato de trasvasar agua y de regar un poco el suelo de la Biblioteca, hemos llenado a medias el vaso de l litro para ver si la patata flotaba o se hundía. Se hundía.
Hemos realizado diferentes pruebas. En algunos casos se salía el agua de la jarra, en otros la patata no estaba cubierta...
Hemos visto que la marca del agua subía, pero ¿cuánto subía?. No lo sabemos. No hemos medido la cantidad inicial.
Tercer intento. Vamos a rellenar la jarra más grande con 600 ml de agua. Y la jarra de capacidad medio litro con 300 ml. Así nos aseguramos de que la patata quede cubierta de agua y el agua no se salga de la jarra. Necesitamos enrasar bien la jarra.
¡Sí, hay 600 ml!
 Ahora introducimos la patata con cuidado en la jarra y volvemos a mirar cuánto marca el nivel del agua.
¡Fenomenal!
 
Anotamos los resultados en nuestro Cuaderno de Investigadores y después recogeremos bien todo el material. Debemos dejar las mesas tan ordenadas como las hemos encontrado.
Resultados: la patata más gorda era la del Equipo 1 y medía aproximadamente 400 ml y las más pequeñas medían alrededor de 100 ml.
Estas han sido nuestras operaciones (tomamos como ejemplo la patata más gorda):
V patata = Vfinal -  Vinicial = 1000 ml  - 600 ml = 400 ml
 
Entonces, ¿qué es lo que ha pasado en esta experiencia? Rocío ha dicho que ha subido el nivel del agua al introducir la patata. Lucía ha dicho que la patata ha ocupado el espacio del agua. ¡Qué interesante!
El "Caballero Jorge" nos ha hablado un poco de Arquímedes. Entonces Lucía nos ha dicho que le parecía que su padre ya le había hablado de esto. ¿Sabéis quién era Arquímedes? podéis contarnos lo que sepáis de él. Nos interesa.
¿Vas a intentar medir sólidos irregulares en casa? sólo necesitas una jarra graduada. Pruébalo. Es divertido.
 
¡Hasta la próxima semana!
 
Por cierto, "Gruñoncete" se ha llevado todas las patatas a su casa. Ha dicho que le encantan asadas con un poco de sal y aceite.
 
 

 

2 comentarios:

  1. Me encanta esta manera de aprender!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa, tú siempre nos animas y nos ayudas.

      Casilda

      Eliminar